18. noviembre 2017 - 8:30
La Llagosta
SpainLa Llagosta

KEIKO Sonkei 恵子尊敬 Entrenamiento de Respeto "In Memorian", La Llagosta, sábado, 18. noviembre 2017

KEIKO SONKEI 恵子尊敬
Entrenamiento de Respeto
"In Memorian"
Raymond Thomas Matan Sensei / Zen Chu Koten Monje
1920-1985

Raymond Thomas Shihan, fue el introductor indiscutible del Karate en España.

Desde muy pequeño y debido a sus abuelos, instructores militares "savateurs" los dos, entra ya en contacto con la Savate y con la Chausson también conocida como le Jeu Marseillais. Posteriormente, comienza el estudio del Judo, combinándolo con el Aikido (escuela Aikikai) y el Kendo; en estas artes marciales ostentaba el 4º DAN como alumno directo del mítico Kawaishi sensei, 2º DAN y 2º DAN respectivamente. Con la venida y expansión del Karate en Europa (Escuela Kyokushinkai), consigue uno de los primeros Sho Dan de este Arte en el viejo continente, como alumno directo del mítico Henry Plee.

Para ubicar al lector neófito diremos que se ha de escribir su nombre con letras de oro, púes forma parte de la historia de las Artes Marciales en España y forma así junto a los nombres de sus pioneros, ya que si bien el Judo contó con los legendarios Profesores San Bartolomé en Madrid y Birbhaun en Barcelona posicionándose rápidamente como Arte o Vía, siendo la que le sirvió a nuestro Doshi de introducción a este mágico mundo en 1963, de igual forma se ha de ubicar la llegada del Karate en la misma década y ahí tenemos que situar a sus introductores D. Fernando Termes Anglés, D. Joaquín Yráyzos Reina y D. Vicente del Olmo y al primer Maestro del Arte en España Raymond Thomás Matan, las vidas de él y nuestro Doshi se cruzaron en multitud de ocasiones con la posibilidad de haberse conocido antes, pero no fue hasta el año 1983 cuando ello sucedió ¿ El Destino ?.

Durante la década de los sesenta, los citados pioneros socios del Tiro Olímpico de Barcelona acondicionaron un local que poseía esta entidad en la calle Escudillers, donde en un principio estaba instalada la Sala de Tiro neumático – (adonde nuestro Doshi acudía a los seis años a aprender a tirar con su Padrino), a fin de poder practicar su afición más profunda el JUDO, y fue aquí donde recibieron un día la visita de un joven pastelero que procedía de Francia, donde había estado residiendo y donde había obtenido el cinturón marrón de Karate, Arte impactante y desconocido aunque escuchado, del cual el joven en cuestión a pesar de tener lesionada la pierna les dio las primera nociones, aunque al poco tiempo se tuvo que ir, dejándolos entusiasmados y con el tremendo deseo de buscar un Maestro que le enseñara la disciplina, se puede decir perfectamente, que aquel joven fue la chispa que genero el inicio del Karate en España a través de su introducción en tierras de Condado en los tiempos gloriosos, en donde el Arte era por el Arte, los entrenamientos iguales a la raíz japonesa, antes del debacle hacia los deportes de combate.

Fue D. Fernando Termes Anglés el que viajo a Perpiñan, donde tenía noticia de la existencia de un Maestro francés llama Raymond Thomás, el cuál regentaba un pequeña tienda de electrodomésticos en dicha localidad, el Maestro Thomás tenía una embarcación con la que de tanto en tanto se trasladaba a Barcelona y así, fue posible convenir con el unas visitas a la Ciudad Condal para impartir clases de Karate el “ Arte de la Mano Vacía “, y es anécdota el que el maestro Thomas al tiempo que daba las clases, instalaba un tenderete en el gimnasio para suministrar el material necesario del que no se disponía aun en España.

Así en su ir y venir, llego el día en que los locales de la Calle Escudillers tuvieron que ser evacuados, por decisión de la Dirección del Tiro Olímpico y ello, motivo la rápida gestión de D. Fernando Termes y del conocido Campeón de Judo Ramón Pons delante de él aquel entonces Presidente de la Diputación de Barcelona D. Juan Antonio Samaranch – años después Presidente del COI -, tanto el como su sucesor en la Presidencia de la Diputación Sr. Muller Abadal, les prestaron una valiosísima ayuda, facilitándoles un espléndido local que había sido el Teatro de la antigua Casa de la Caridad de la Calle Valldoncella y en la que fundaron un club de Judo que llego a ser emblemático para los que como nuestro Doshi, en los equipos de “ Promesas ” y “ Esperanzas ”, vivieron aquellos tiempos de amistosas competiciones cada fin de semana, el “ Sant Jordi “.

La Diputación se cuidó de la limpieza y arreglo el local que se encontraba en un pésimo estado, debido a los largos años de total inactividad, la única condición que impuso la Diputación, fue que se hicieran clases gratuitas para los Mozos de Escuadra, ( Cuerpo Policial de estructura Militar con Estatuto similar al de la Guardia Civil y dependiente en aquel tiempo de dicha Institución ), que voluntariamente quisieran aprender Artes Marciales, debiéndose señalar que ni uno solo se presentó, ya que debido a su jornada intensiva, podían obtener ingresos suplementarios como pluriempleo habitual en aquellos tiempos del SEAT 600 y los Televisores Iberia.

Mientras duraron las obras de acondicionamiento del local, los tres amigos continuaron practicando a las órdenes del Maestro Thomas, esta vez en los bajos del Centro Cultural de los Ejércitos de la Plaza Cataluña (ya desaparecido), lo que gestionó D. Joaquín Yráyzos en su calidad de Comandante de Artillería. Es en ese momento donde se cruzaron los caminos de nuestro Doshi y él por primera vez, pues Doshi estaba constantemente en el Centro Cultural de los Ejércitos, al ser los Padrinos que le criaron huérfanos de Militar de los “últimos de filipinas” al igual que su bisabuelo, de aquellos que se batieron el cobre a sable y a bayoneta en Luzón, Mindanao y Cavite, por lo que creció permanentemente en un ambiente hidalgo y castrense de rancio abolengo, de Generalatos con apellidos como Molto o Videgain.

El Maestro Thomás no llego al “ Sant Jordi ”, ya que se quedó en dicho Centro Cultural de los Ejércitos por petición de su Gerente José Suárez, que acogió la idea de crear allí una Escuela de Karate, realizando las obras oportunas, y así, el Maestro Thomás y el Comandante Yráyzos comenzaron a trabajar, mientras que Vicente del Olmo practicaba el Karate en su Gimnasio Guinardo recién aperturado, el único de los tres Gimnasio que perduro hasta el fallecimiento de D. Vicente y ello se atribuye particularmente, a la curiosa bendición del Gimnasio que hizo el Maestro Thomas según un ritual Zen, descubriéndose en ese momento que era Monje de la línea Soto-Zen y recibía el nombre de Zen Chu Koten.

En este Centro y desde 1967, Vicente del Olmo y Joaquín Yráyzos Reina, leyendas ya del Karate español colaboraron con el Maestro Thomas en el entrenamiento de su primeros alumnos entre los que destacaron Rafael Serrano o Rainer Bohelof que fue el primer Campeón de Cataluña de dicho Arte en el Gimnasio Municipal de Montjuich, también venían a practicar Salvador Caballero sobrino del Sr. Del Olmo y Juan “ John ” Pachamé, que más tarde pasaría a practicar Tae Kwono en el “ Sant Jordi ” con Choi Won Chul, ya que en aquellos tiempos lejanos tanto en el Guinardo como en el Centro Cultural de los Ejércitos se contaba con la colaboración de importantes Karatekas extranjeros, como ejemplo de ello, en el Guinardo realizó un cursillo el Legendario Bluming ( hoy 10º Dan de Kyokushin ), en la década de los sesenta, de dicha cantera legendaria surgieron Karatekas de magnitud internacional como Enciso, Serrano, Francas, Castellvi, Beltrán, Rubio y un larguísimo etc...,.

Habiendo surgido diferencias entre la dirección del Centro Cultural de los Ejércitos y el Maestro Thomas, decidió marcharse de el, quedando como Profesor el Comandante Yráyzos Reina, comenzando a dar clases el en otros Gimnasios de Karate-Do, Judo, Aikido, Ken-Jutsu, en fin de BUDO, principalmente en en Gimnasio “Montemar” de Pueblo Seco y en el Gimnasio “Monterrosa” en Badalona donde sus Clases de Artes Budo Japonés se hicieron celebres y donde se cruzan de nuevo sus caminos, pues Doshi nació en dicha ciudad, sus padres vivían en ella y su hermano hacía gimnasia del Instituto precisamente en dicho gimnasio, sito en la Calle Alfonso XII del Barrio de Artigas, más conocida popularmente como “ la carretera ”, es evidente que a estas alturas todos los que practicában un Arte Marcial, conocían al Maestro Raymond Thomas por sus constantes y completos artículos de profundo impacto técnico, histórico, documentados de forma exhaustiva en la Revista de las Artes Marciales de la Editorial Alas ( hoy “ El Budoka ” ), de la cuál fue Director Técnico, pudiendo llegar a decirse que entre la década de los sesenta y setenta España conoció las Artes y el Zen de su pluma a través de las Colecciones Oriente y Enigma de Bolsi-libros, al leer sus artí¬culos nadie se le escapaba de que las Artes Marciales no solo es cultivar el cuerpo, sino que la estructura es más completa e interesante ya que los pilares básicos buscan un enfoque más global de la práctica diaria, lo que generó hacía ellas una inmediata respuesta de los que sintieron en su espíritu la llamada hacia ellas.

Posteriormente, cambio su residencia al pequeño pueblo de Centellas, donde vivía en una casita de la montaña y daba clases al aire libre en plena naturaleza, volviéndose a cruzar sus caminos, ya que en dicha localidad a finales de los setenta y principio de los ochenta, Doshi regentó con dos amigos un negocio, fue precisamente al dejarlo en el año 83 cuando conoció al Maestro Raymond Thomas, el cual había trasladado de nuevo su residencia a una Masía llamada la “ Font Salada “ muy cerca de Vic, regentando un Dojo llamado Budokan siendo Shihan 6º Dan de Goshindo, 5º Dan de Karate-Do, 4º Dan de Judo, 2º Dan de Aikido y Ken-Jutsu,

Doshi le conoció, y estaba en el convencimiento de conocer las Artes Marciales, después de catorce años de Judo, dos años de Tai-Jitsu, dos años de Jiu-Jitsu Deportivo, así como haber pasado consiguiendo grado técnico por Artes como el Kenpo-Karate, Chang Chuan Kuen, Hop Gar Kuen Lama Pai y el Close Combat Militar, el Goshindo le impresiono gratamente por su vía tradicional y su sencillez efectiva, las horas de conversación con Shihan Thomas cada vez le parecían más cortas, al empezar a vislumbrar, lo que encerraba la historia y filosofía de este sistema, así como la Escuela de la cual provenía.

Esas horas de práctica de Zazen, escuchando la voz serena de su Maestro, comenzaron a operar en su personalidad, un cambio lento pero continuado, canalizando los pensamientos Zen, que le exponía, luego el tiempo de entrenamiento le hizo constatar, la belleza de las técnicas ( Waza ), acompañadas de exposiciones objetivas y concretas, pero sin complejidades, que le ayudaban a asimilar prontamente, sus principios internos, así como técnicos y hoy todo le hace creer, que comenzó a percibir, una realidad distinta.

Después de la trasmigración de Thomas Shihan, la Escuela estuvo a punto de perderse por algunas personas sin escrúpulos, hasta ese momento, los diferentes alumnos que tenía Raymond dispersos no se conocí¬an, ya que cada uno habí¬a estado entrenando con el maestro por diferentes motivos con el paso del tiempo y después de intentar entrar en contacto con los diferentes antiguos alumnos del maestro, creyo un deber ineludible, no dejar que cayeran en el olvido, las pautas que ese verdadero Maestro introductor de muchos Budo en España, asumiendo las responsabilidades de seguir el camino trazado por él, ya que no lo hacía nadie, llevando a efecto los objetivos que le trazó y que le acompañaron en sus últimas horas “ Investigar y Profundizar al máximo en la Escuela Miura-Ryu, encontrando su raíz y dando expresión gráfica al Programa ” cosa que en un primer momento no comprendió la trascendencia y verdadero significado, que para él, podía tener ese objetivo en el futuro, es decir, lo que él había estado intentando hacer, así pues y en su supina ignorancia primera, como dice el, escribió su primer trabajo – más estudio que libro - titulado “ Miura-Ryu Goshindo, la Escuela del Corazón de Sauce ”, en el que constaban series así como Katas del Goshindo Sohei que Thomas Shihan le enseñó, superando cualquier perspectiva comercial de Best Seller.

Así, contactó con Manuel Pacheco, José Ramón Diez Merino, Carlos Lahoz, Miguel Aparicio, Juan Gómez, Lina Martínez, Felipe Matín, organizó el famoso y único viaje a Venezuela y les presenté a Wilfredo A. Morrillo para intentar que no se perdiera la escuela y que siguieran profundizando en el BUDO TRADICIONAL, legalizó hace ya 30 años la KOKUSAI BUDO KIOSUJO (Asociación Cultural Europea para el Estudio de las Artes Tradicionales Orientales), y dio parte de las cenizas del Maestro que tenía a Manuel Pacheco y Wilfredo A. Morrillo para hacer las respectivas Ceremonias de lo que él quería, que fueran depositadas en el Mar, Doshi lo hice en el Puerto de Barcelona, Manuel Pacheco en la Playa de la Costilla en Rota y Wilfredo A. Morillo en la Playa de Macaray en el Continente Americano y con esto.

Pasados ya 8 largos años entendió y preguntó en Japón por Rokuro Tokuda, el cuál si era conocido, un famoso japonés profesor esperantista que nació en 1904 (36 año 明治 Era Meiji) y había fallecido en 1995 (6 año 平成 Era Heisei), habiendo sido un gran difusor del esperanto, para aumentar el intercambio cordial entre los esperantistas japoneses y chinos.

Rokuro Tokuda fue el profesor de esperanto de Shihan Raymond Thomas, de ahí que los Diplomas del original grupo Kokusai Budo Kiosujo estuvieran y estén en dicho idioma universal, los contactos entre los dos fueron muy fluidos y un buen día, el profesor de esperanto le hizo un regalo al profesor de Budo, un libro en Chino antiguo.

Shihan Raymond Thomas, se pasó largos años de su vida desentrañando y traduciendo el libro, que versaba sobre una forma de Cultura China en Japón y como esta había transcendido a convertirse en diferentes Escuelas, un tremendo esfuerzo intelectual y físico apoyado por sus grandes conocimientos en Judo, Karate, Aikido y Kendo, que poco a poco dieron lugar a una Síntesis llamada Goshindo Miura-Ryu, algo que después de analizarlo en la actualidad, se ha valorado mucho en Japón y dio la talla de aquel hombre menudo de estatura y de gran corazón, que abandono un día todo para dedicarse al Budo y al Zen

El Goshin-Sohei Miura-Ryu no era Honden-Sohei Miura-Ryu Hozon Shinkokaï, aunque alguna raíz debía tener viendo las pequeñas similitudes ambientadas eso sí, en el Judo, Karate, Aikido y Kendo, creo que doy cumplido cierre al paréntesis de introducción del Shihan Raymond Thomas ante el KEIKO SONKEI 恵子尊敬, Entrenamiento de Respeto"In Memorian".

sábado, 18. noviembre 2017, La Llagosta, KEIKO Sonkei 恵子尊敬 Entrenamiento de Respeto "In Memorian"

Encuentra eventos más interesantes
Obtener recomendaciones de eventos en base a su gusto Facebook. ¡Consiguelo ahora!Muéstrame los eventos adecuados para míAhora no